Las células madre podrían combatir el Parkinson

  • Se ha demostrado tanto en pruebas con animales como en la práctica clínica que los síntomas disminuyen o se invierten
  • El objetivo principal de los investigadores es generar una fuente de células que pueden cultivarse en gran cantidad
  • Las células madre adultas podrían ser la fuente alternativa de neuronas productoras de dopamina

La terapia con células madre es muy prometedora en relación a Parkinson, debido a que esta enfermedad está claramente relacionada con el fracaso de un tipo específico de célula a la hora de hacer su trabajo. Se ha demostrado tanto en pruebas con animales como en la práctica clínica que, cuando la dopamina se reintroduce en el sistema nervioso central, los síntomas disminuyen o se invierten.

Por lo tanto, si las células madre pueden ser inducidas a convertirse en neuronas productoras de dopamina, ya sea antes o después del trasplante en el interior del cerebro, la recuperación completa de funcionamiento es teóricamente posible.

Gracias a esto se ha logrado un éxito limitado en los ensayos clínicos en los últimos 15 años mediante el trasplante de células madre fetales en el cerebro de pacientes con enfermedad de Parkinson. Utilizando la tecnología de imagen llamado PET, los investigadores fueron capaces de ver que las neuronas trasplantadas crecieron y crearon las conexiones funcionales, reduciendo la gravedad de los síntomas.

A medida que los protocolos de investigación clínica se están perfeccionando progresivamente, los científicos están cada vez más acertados en el principio de que las células madre puedan ser trasplantadas con éxito, sobrevivir y producir la dopamina con las mejoras esperadas en el control motor y la coordinación.

Los ensayos clínicos utilizando el trasplante de células fetales se han llevado a cabo en cerca de 400 pacientes en todo el mundo, pero el uso de tejido fetal no es un bien a largo plazo como fuente de células renovables, tanto por razones éticas como prácticas.

Ahora, el objetivo principal de los investigadores es generar una fuente de células que pueden cultivarse en gran cantidad, mantenerse indefinidamente en el laboratorio, y diferenciarse de manera eficiente en neuronas productoras de dopamina que trabajen cuando se trasplantan a los pacientes de Parkinson.

Este objetivo ha motivado a los científicos a estudiar a las células madre adultas como fuentes alternativas de neuronas productoras de dopamina. En los laboratorios, con la combinación adecuada de factores de crecimiento, las células madre indiferenciadas se pueden cultivar a un punto en el que se convierten en neuronas de la dopamina. Estas son entonces implantados para terminar de madurar en el cerebro.

Si le interesa saber de qué manera pudiera preservar sus propias células madre mesénquimales, puede acercarse a BioEden para que se le brinde una asesoría general sin ningún costo.

Guarda un diente cuida una vida
Atención telefónica: 01 800-999-3336 

About the author: bioeden
Bio-M3xico-Eden-14