Células madre: Una alternativa para combatir el Parkinson

  • Las células madre tienen un enorme potencial como células capaces de reconstruir las neuronas y las estructuras dañadas en las enfermedades cerebrales
  • La enfermedad de Parkinson se caracteriza por la degeneración progresiva de las neuronas, originando la aparición de signos y síntomas característicos de la enfermedad
  • La utilización de células con capacidad de sintetizar y liberar dopamina para restablecer los circuitos neuronales dañados es una realidad

La enfermedad de Parkinson, también denominada mal de Parkinson, es un trastorno neurodegenerativo crónico que conduce con el tiempo a una incapacidad en la vida de las personas. Se caracteriza por una degeneración progresiva de las neuronas, la cual origina la aparición de los signos y síntomas característicos de la enfermedad:

  • Temblor en las manos, los brazos, las piernas, la mandíbula y la cara
  • Rigidez en los brazos, las piernas y el tronco
  • Lentitud de los movimientos
  • Problemas de equilibrio y coordinación

Estos síntomas comienzan lentamente, inicialmente en un solo lado del cuerpo, para posteriormente terminar afectando ambos lados. A pesar del tratamiento farmacológico, la evolución de la enfermedad no frena, esto conlleva a complicaciones motoras y psiquiátricas, las cuales disminuyen la calidad de vida de los pacientes y dificultan su manejo clínico.

El tratamiento de la enfermedad de Parkinson se perfila la utilización de células con capacidad de sintetizar y liberar dopamina para poder restablecer los circuitos neuronales dañados. En la actualidad, las aplicaciones clínicas de la terapia celular se limitan a las células madre adultas. 1

La terapia celular en relación a la enfermedad de Parkinson busca ocupar toda la capacidad de las células madre mesenquimales para renovar las redes neuronales y nerviosas mejorando el control de su sistema motriz y obteniendo mejoría en la coordinación de sus movimientos.

“Las células madre tienen un enorme potencial como células capaces de reconstruir las neuronas y estructuras dañadas en enfermedades como la enfermedad de Parkinson” 1

La vascularización generada por esta terapia celular busca ayudar a la formación de nuevos vasos sanguíneos mejorando la oxigenación de todo el organismo, obteniendo beneficios tanto motrices como cognitivos. De igual forma se busca proteger y estimular a las células sanas presentes en la región dañada para fomentar el desempeño ideal de nuestro cuerpo. La terapia celular debe ser complementada con la terapia de rehabilitación habitual del paciente.parkinson-2

En la actualidad usted puede preservar las células madre mesenquimales adultas a partir de la pulpa dental contenida en los dientes de sus hijos o familiares. En BioEden estamos comprometidos con la preservación óptima de su salud. Si quiere conocer sobre la preservación de células y terapia celular acérquese a su asesor personal o puede solicitar informes vía telefónica (5290-6163, 5291-3747 o 01 800 999 3336), mediante nuestro correo electrónico:   informes1@bioeden.com.mx 

Cuando hablamos de células madre debemos de entender que no estamos tocando un tema desconocido para la medicina actual, éstas empezaron a ser estudiadas desde los años 50 del siglo pasado. Gracias a todas las investigaciones, en la actualidad sabemos que algunos tejidos del organismo tienen la capacidad de auto-regenerarse, debido a la existencia de células madre que habitan en dichos tejidos. Se han localizado células madre adultas en la médula ósea, músculo esquelético, epidermis, intestino, testículo, hígado, y de forma más reciente en tejidos como el sistema nervioso central o el corazón.1

Fuente:

  1. Prósper, J. J. Gavira, J. Herreros, G. Rábago, R. Luquin, J. Moreno, J. E. Robles, P. Redondo. Trasplante celular y terapia regenerativa con células madre. An. Sist. Sanit. Navar.2006; 29 (2); 219-23. Disponible en: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1137-66272006000400018