Células Madre Mesenquimales: Posible Cura Para la Diabetes

  • Actualmente en nuestro país hay 6.4 millones de habitantes con diabetes, se estima que para el año 2025 lo padezcan 11 millones de mexicanos. El número de muertes por este padecimiento tuvo un crecimiento del 92%, al pasar de 46 mil 525 defunciones en el 2000, a 89 mil 414 en 2012.

celulas madre dentales

Un estudio publicado en “The Journal of Dental Research”(http://jdr.sagepub.com/content/90/5/646.abstract) demuestra que las células madre obtenidas de los dientes (mesenquimales), son capaces de diferenciarse en células beta, las cuales son encargadas de producir insulina. Por esto y otras de sus características, como su capacidad para diferenciarse en otros tejidos, las células madre han sido ampliamente estudiadas.
Este estudio se llevó a cabo con dientes de leche obtenidos de niños entre 7 y 11 años de edad, bajo un procedimiento no doloroso y poco invasivo. Los resultados se suman a la evidencia de la capacidad que tienen las células madre dentales para diferenciarse en linajes de células pancreáticas que producen insulina y que podrían ser utilizadas en una terapia para la diabetes.

Según los investigadores de este estudio, esto significa que un paciente podrá hacer uso de sus propias células madre dentales (mesenquimales), que son inmunológicamente coincidentes con el receptor, evitando la necesidad de fármacos inmunosupresores.
Otro estudio realizado en la Universidad de British Columbia, Canadá, donde los científicos han logrado revertir la diabetes en ratones usando células madre, allanando así el camino para el tratamiento de la diabetes.

La investigación Canadiense, ha sido la primera en mostrar que los trasplantes de células madre mesenquimales puede restaurar con éxito la producción de insulina e revertir la diabetes en ratones diabéticos, que carecían de un sistema inmune adecuado.

Después del trasplante de células madre mesenquimales, los ratones diabéticos fueron desprovistos de insulina, un procedimiento diseñado para imitar las condiciones clínicas humanas. Cuatro meses más tarde, los ratones fueron capaces de mantener niveles saludables de glucosa en la sangre, a pesar de haber sido alimentados con cantidades grandes de azúcar.
Timothy Kieffer, director de esta investigación, reconoce que

“se necesita una investigación adicional antes de que este enfoque pueda ser sometido a pruebas clínicas en seres humanos”.

Otra investigación en proceso es la que se realiza por un equipo de investigadores de la Clínica Universidad de Navarra, ensayo clínico fase I-II con células madre, para tratar la diabetes mellitus tipo 1. El tratamiento tiene una ventaja adicional pues es posible extraer las células mesenquimales de los dientes de leche o de las muelas del juicio del paciente, expandirlas exponencialmente in vitro, para conseguir un número suficiente de células que permitan realizar el trasplante e implantarlas en el propio paciente, sin necesidad de tratamientos inmunosupresores, esto es un paso enorme en la búsqueda de tratamientos curativos para la diabetes.

La puesta en marcha de este ensayo clínico tiene su fundamento en los resultados obtenidos en un estudio preclínico por un equipo de investigadores del Área de Terapia Celular de la Clínica. Este equipo efectuó recientemente el estudio en ratones NOD, especie genéticamente propensa a desarrollar diabetes mellitus tipo 1 autoinmune (DM1A). Observaron que esta enfermedad, podía constituir una posible diana susceptible de ser tratada con células mesenquimales que podrían resultar beneficiosas debido a sus importantes propiedades inmunomoduladoras.

En la investigación preclínica comprobaron que en el 40% de los ratones a los que se les administraba una única dosis de células mesenquimales la enfermedad se detenía, y en los casos en los que se repetía la administración de estas células procedentes de otros ratones (heterólogas), la efectividad se producía en más del 50% de los animales tratados. 
El ensayo está dirigido a pacientes con diagnóstico reciente de DM1A, mayores de 18 años y menores de 45, a quienes se haya diagnosticado la enfermedad hasta 8 semanas antes de participar en el estudio. Además, deben presentar niveles detectables de péptido C, indicativo de la existencia de reservas de insulina, y anticuerpos positivos contra células beta del páncreas.

La aplicación médica de las células madre en la diabetes, ya han superado la fase de experimentación en laboratorio, quizás el sueño de liberarse de las inyecciones diarias de insulina esté muy cerca para algunos diabéticos.

Por otro lado, John A. Hunt, profesor en The Institute of Ageing and Chronic Disease y Jefe de The Unit of Clinical Engineering en Gran Bretaña, comentó,

“un grupo de científicos de China y Estados Unidos descubrieron que las células madre extraídas de los dientes de leche pueden derivarse en células productoras de insulina y que además éstas tuvieron un rendimiento doble en la producción, que las células madre de médula ósea”.

Dicho estudio, fue realizado por los científicos Mo Chen, Chang H. Lee, Li Ang, Michael Huang, Shen Tracy, Yang Rujing, Lal Shantanu, Jeremy J. Mao del laboratorio de Ingeniería de Tejidos y Medicina Regenerativa de Columbia University Medical Center, New York, NY y del Departamento de Bioquímica de la Universidad Jiaotong de Xian, Xi’an, China.

Fuente: