Células Madres Dentales La Mejor Opción Para El Rejuvenecimiento

  • Actualmente a nivel mundial se gastan 20 mil millones de dólares en cosméticos y tratamientos que tienen como principal objetivo disimular las odiosas arrugas faciales, las cuales llegan con el irremediable envejecimiento, siendo un tema prioritario en las sociedades occidentales.
  • El descubrimiento de un tratamiento a partir de células madre dentales presentado por el Dr. Japonés, Minoru Ueda durante la reunión de la Asociación Internacional de investigación dental en Australia, llega a darle no sólo un nuevo giro al uso de las células madre, sino una mejor y nueva alternativa a la industria cosmética.
  • Preservar las células madre que se encuentran en los dientes ahora ya tiene otra aplicación que aporta al bienestar general de los pacientes.

Mike Byrom, director científico del banco británico de células madre dentales, BioEDEN, visitó recientemente al Dr. Ueda en su casa en Seattle con el fin de saber a detalle sobre el descubrimiento de esta nueva aplicación de las células dentales para combatir el foto envejecimiento y platicar la posibilidad de futuras colaboraciones en conjunto con el banco de crío preservación.

Aunque actualmente el Botox sigue siendo el tratamiento más usado y conocido para combatir los efectos del envejecimiento, es bien sabido que es en esencia

celulas madre dentales

una sustancia tóxica que aplicada en exceso puede provocar una grave intoxicación y causar la muerte. Es por esto que el descubrimiento del Dr. Minoru Ueda, un dentista de profesión y profesor de la Universidad de Nagoya en Japón, se posiciona hoy en día como la mejor opción en este tipo de tratamientos anti envejecimiento por ser un tratamiento que no pone en riesgo la salud del paciente en ningún momento.

“Ahora de una fuente inusual viene la promesa de una respuesta a todas las deficiencias de los tratamientos existentes: una que utiliza nuestras propias células madre”, comentó el Dr. Ueda.

Esta investigación, que cabe mencionar se realiza no por una empresa cosmética multinacional, un hospital médico o un cirujano plástico, sino por un dentista, está dándose a conocer rápidamente y como el mismo doctor menciona, su trabajo esta a punto de ir salir de forma comercial.

En sus primeros protocolos el Dr. Ueda utilizó ratones, a los cuales “raparon”, dejándolos sin pelo y entonces los sometieron a irradiaciones de rayos Ultra violeta por 50 veces continuas con el fin de arrugar su piel tal como lo hace la de un humano y posteriormente procedieron a inyectar las células madre. Los resultados demostraron una notable mejora en la piel de los ratones, que ahora ya no tenía la menor arruga.

Para este procedimiento se utilizaron células madre obtenidas de médula ósea, de dientes permanentes y de dientes primarios o de leche, “sin embargo, comprobamos que las células idóneas para este tratamiento siguen siendo las células de dientes de leche, por su alta capacidad para reproducirse y su rapidez para actuar directamente sobre la síntesis de colágena y por activar la proliferación y migración de fibroblastos que acelera el estiramiento de la piel”, aclaró el Dr. Ueda.

Por si no fueran suficientemente asombrosos estos resultados, el Dr. Ueda, se atrevió a probar esta técnica en humanos, siendo él mismo el primer caso de éxito en la aplicación de este procedimiento, el cual consiste en extraer las células madre dentales, reproducirlas en laboratorio, para posteriormente inyectarlas en lugares estratégicos de la cara del paciente. El tratamiento consta de 3 visitas cada dos semanas, con una duración total de 6 semanas y los resultados son práctica

mente permanentes. Esta duración es un punto más a favor de esta nueva técnica, tomando en cuenta que un tratamiento convencional de Botox tiene una duración máxima de 6 meses.

Ueda afirma que ya cuenta con el permiso del Ministerio de Salud japonés para la comercialización de esta técnica y pronto toda la población tendrá acceso a la misma. Es por ello que es recomendable que los niños y jóvenes preserven las células madre de sus dientes pues es la mejor forma de lograr estos tratamiento anti-envejecimiento en un futuro. Además, las células de los niños pueden ser utilizadas por familiares cercanos como los padres para este y otro tipos de tratamientos regenerativos y anti-envejecimiento.

“Lo que sucede dentro de la boca tiene un gran impacto fuera de la boca, y tal ves la mejor lección de esto es que si quiere lucir bello y mantenerse sano, el dentista es su mejor amigo, en lugar de la fuente de sus peores pesadillas.”

 

Bibliografía: