Protocolo Experimental: Células Mesenquimatosas para tratar Parkinson

La enfermedad neurodegenerativa del Parkinson aún no tiene una cura y solamente (en los mejores casos) se puede controlar por mecanismos médicos o quirúrgicos.

Durante mas de dos décadas varios grupos han intentado modificar ciertas células para encontrar algún tratamiento para esta enfermedad. En un principio, las células encefálicas fetales mostraron grandes Parkinsonpromesas, sin embargo, los estudios con esas células han disminuido debido a la presencia de varios efectos secundarios severos.

El enfoque actual para tratar el Parkinson se basa en la utilización de células madre mesenquimatosas (las mismas que las células dentales) provenientes de la médula ósea para aprovechar su multipotencialidad y la comprobada capacidad que tienen para diferenciarse en células nerviosas.

Debido al resultado positivo de estudios anteriores en modelos animales y otros estudios sobre el tema, se ha iniciado un programa piloto en humanos en el Jaslok Hospital and Research Centre para tratar el Parkinson avanzado en pacientes entre los 35 y 70 años de edad.

Las células mesenquimatosas serán extraídas de la médula ósea de los pacientes, cultivadas en el laboratorio y posteriormente transplantadas al mismo donante. El objetivo final de este estudio es devolver la calidad de vida a miles de pacientes que sufren del Mal de Parkinson.

Para saber más acerca de este protocolo experimental, haz click aquí.#znkopvdman{display:none;visibility:hidden;}