Células Madre pueden ayudar en la Reconstrucción Mamaria

Regular Masectomy

Tras un cáncer de pecho, las mujeres tienen que afrontar las secuelas físicas y psicológicas de una mastectomía. La reconstrucción mamaria inmediata les evita el trauma de verse amputadas. La psicóloga del servicio de ginecología y obstetricia del hospital San Carlos de Madrid, María Eugenia Olivares, afirma en la Revista Interdisciplinar Psicooncología que el 30% de las pacientes sufre problemas psicológicos después de una mastectomía. Los más comunes: “Sentimientos de mutilación y alteración de la imagen corporal, disminución de la autoestima, pérdida de sensación de feminidad, disminución del atractivo y función sexual, ansiedad, depresión, culpa y miedo al abandono”.

Las nuevas técnicas de reconstrucción mamaria intentan evitar que las pacientes pasen por esta pesadilla y una prometedora solución son los transplantes con células madre mesenquimatosas ya que evitarían el uso de prótesis y otros elementos externos.

Es por eso que expertos de todo el mundo concentran sus esfuerzos para que en el futuro próximo todas las mujeres que sufren cáncer de mama superen la enfermedad y vuelvan a la normalidad sin sufrir secuelas físicas ni psíquicas. Éste video es un ejemplo de ello ya que nos muestra una técnica que se está realizando en España:

Este procedimiento formó parte de un ensayo clínico que se realizó en España, Italia, Bélgica y el Reino Unido, donde un grupo de mujeres se sometió al trasplante de células madre mesenquimatosas extraídas de la grasa, con resultados hasta el momento alentadores, pues el procedimiento logra reconstruir los órganos mamarios de una manera más rápida y efectiva.

Las células madre se implantan a la paciente con el doble objetivo de reconstruirle la mama, que previamente le había sido intervenida para extirparle el cáncer y de generar vasos sanguíneos nuevos que permitan irrigar la zona afectada y fijar la grasa. Una vez implantadas, mediante inyección en la zona de la mama donde se realizó la extirpación quirúrgica, las células madre mesenquimaosas van a generar nuevos vasos sanguíneos y tejido endotelial. Esta es la diferencia respecto a cuando solo se inyecta grasa únicamente al órgano mamario.

Como varios cirujanos plásticos lo han demostrado, las células madre mesenquimatosas tienen la habilidad de reparar y regenerar el tejido adiposo así como el músculo, por lo que presentan una enorme esperanza para los pacientes que requieran reconstrucciones mamarias o de algún otro órgano similar.

Las celulas madre aplicadas a la cirugía plástica ya se prueban en otras intervenciones como en la reconstrucción de pabellones auditivos, nasales y, concretamente en el hospital Gregorio Marañón en Madrid, según la doctora Rosa Pérez Cano, jefa del Servicio de Cirugía Plástica y Reparadora del hospital explica “ya hemos hecho trasplante de cara en cerdo con células madre”. La doctorá enfatizó; “Esto es el futuro”, y se ha mostrado convencida de que más adelante “se podrá reconstruir completamente la mama con células propias o de otro, por medio de bancos de células”.

Para ver el artículo completo publicado en EL PAÍS, da click aquí.
Para ver otro video relacionado haz click aquí.