¿Qué son las Células Madre y las Células Madre Dentales?

Las células madre son las células que forman los tejidos y órganos del cuerpo tales como el corazón, hígado, cerebro y la piel.

Las células madre pueden diferenciarse y transformarse en tipos de células particulares que en condiciones controladas, pueden crecer y desarrollarse en tejidos, órganos y huesos. Además estas células pueden reparar el sistema inmunológico.

Los dientes de leche contienen generalmente células madre que se multiplican rápidamente y pueden diferenciarse en varios tipos de células.

Dentro de los dientes de leche hay cuatro tipos de células:

Condrocitos: Son células que tienen la habilidad de generar cartílago, tienen una importante función en el tratamiento de la artritis y lesiones en las articulaciones.

Osteoblastos: Son células que tienen la habilidad de generar hueso y reparar destrucciones óseas por cáncer o accidentes.

Adipositos: Tienen la habilidad de reparar tejido dañado después de un ataque cardiaco o infarto*.

Mesenquimatosas: son las células más potentes de todas las células dentales ya que poseen la habilidad de desarrollarse y transformarse en un gran rango de células reparativas**.

Para más preguntas te invitamos a visitar el sitio de Preguntas Frecuentes.

Para leer más noticias relacionadas haz click aquí, aquí, o aquí.

“Células madre en las muelas del juicio”, para leer la noticia haz click aquí.


* Hay algunos datos preliminares que muestran que estas células podrán tratar condiciones cardiovasculares, problemas ortopédicos y de columna vertebral, insuficiencia cardiaca congestiva, la enfermedad de Crohn y utilizarlas en cirugía plástica.

** Estas células han reparado satisfactoriamente lesiones en la médula espinal y han devuelto movilidad y sensibilidad a pacientes con parálisis. Ya que estas células pueden formar grupos neuronales, las células madre mesenquimatosas tienen el potencial de tratar enfermedades neuronales degenerativas como Parkinson, Alzheimer y parálisis cerebral.